Runnner's World (19 articulo/s)

Agosto 2006 - De la montaña al mar, cruzando dos países

Cronica de la carrera mas

GRAND RAID DU CRO-MAGNON De la montaña al mar, cruzando dos países De la mitad de los Alpes del sur al corazón de la Costa Azul corriendo de Italia a Francia mas de 100 Km., de eso se trata una de las carreras mas interesantes y ya una histórica dentro del panorama de carreras de ultrafondo de montaña y como le gusta recordar a la organización, reservada para personas entrenadas y en buena condición física, ...curiosa puntualización, nunca se me hubiese ocurrido. El pasado sábado 3 de Junio se dio la salida de la sexta edición del Grand Raid du Cro-Magnon, una carrera de Ultra-montaña, nuevo palabro con el que quiero definir carreras de ultrafondo en montaña, es decir mas largas de los famosos 42Km. y desde luego mas empinadas. Alrededor de 102 Km. por caminos GR siguiendo la antigua ruta de la sal, con 5.400 m. de desnivel positivo y 6.400 m de desnivel negativo separan las poblaciones de Limone, en Italia y Cap D´Ail en Francia, justo al lado del Principado de Mónaco. El tiempo máximo autorizado para el recorrido es de 30 horas, incluyendo obviamente cualquier tipo de descanso, la salida es a las 5 de la mañana, luego la hora máxima de llegada son las 11:00AM del día siguiente y es obligatorio llevar una mochila con un material mínimo de seguridad. MATERIAL DE SEGURIDAD Material Obligatorio, que puede ser controlado por la organización en cualquier momento. • Mochila ligera • Linterna y pilas de recambio • Manta de supervivencia (de las ligeras plateada) • Contenedor para 1,5l. de agua • El libro de ruta, entregado con el dorsal • Un cortavientos o ropa de abrigo • 4 imperdibles • Venda elástica adhesiva • Reserva alimentaria • Silbato Material Recomendado Este listado se basa en mi experiencia y el hecho de que aunque sea una carrera balizada, estamos en montaña y nos podemos encontrar solos en algún momento. • Gorra • Gorro de abrigo • Guantes • Crema solar • Sales para el agua • Mechero • Brújula • Pequeña Navaja • Cordino • 5 Imperdibles • Anti-inflamatorio La carrera se supone que es en autosuficiencia alimentaria, es decir que cada uno debe ser capaz de valerse por si mismo en cuanto al alimento, pero la organización, en un gesto de magnificencia, que os aseguro que se agradece mucho, organiza seis puestos de avituallamiento a lo largo del recorrido algunos de los cuales están muy bien suplidos, aunque todos ellos son muy bien recibidos. Las distancias entre ellos, sobre todo entre los primeros hacen que la reserva alimentaria sea básica para mantener un nivel energético alto y poder terminar la carrera. El recorrido es simplemente fantástico, la salida es de las pistas de esqui de Limone y ya el valle es idílico. Por una pista zigzagueante subimos directamente al Col de la Boaria (2.100m.) ya que la organización se ha visto obligada este año por unas recientes nevadas a reducir en unos pocos kilómetros, los mas peligrosos, el recorrido. Allí siguiendo un camino por media ladera vertiginosa pasamos por Fort Pepin y seguimos el sendero balizado. El primer avituallamiento tarda en aparecer y lo aprovechamos bien ya que inmediatamente después subimos a la cumbre de la carrera a 2.455m de altura, que para que no haya dudas, se llama la cumbre 2455, ¡Muy Original! Llegar arriba merece la pena ya que la vista desde la cuerda quita la respiración, a nuestros pies se extiende toda la cadena montañosa y al fondo el objetivo, ...el mar azul, la verdad es que parece lejos. Los sube y bajas se suceden y los valles van siendo un mas bonito que el otro. La carrera tiene mucha mas bajada que subida y eso se nota no solo en el recorrido sino en la altitud del mismo. Los altos Alpes del sur dan paso a los Alpes Marítimos, mucho mas bajos y las temperaturas se empiezan a hacer mucho mejores. Llegamos a SOSPEL, pequeño pueblo en medio de las montañas en el kilómetro 72,2, en donde paramos para tomar un respiro después de una larguísima cuesta abajo de mas de 10Km. con los cuadriceps cargados. Unos estiramientos ligeros, un bocadillo de jamón serrano y a seguir en marcha, el truco de estas careras es no pararse mucho, que la mente juega muy malas pasadas si nos ponemos cómodos. Dos pequeñas subidas y un bonito valle ondulado después y llegamos al avituallamiento del Col de Banquettes, en donde siguiendo la misma teoría, engullimos algo rápido y a trepar hacia la cima de Baudon, por una pendiente pedregosa de mas del 20% La accidentadísima bajada, con algún que otro susto, da paso en poco tiempo a una zona habitada y a partir de aquí la carrera se desarrolla entre estrechos caminos y trazados urbanos con lo que se hace muy amena. La avanzada hora, mas de la una de la mañana, hace que todo aparezca desierto y la sensación es extraña. La ultima subida, la que mas duele, nos lleva a los altos de Mónaco, desde donde tenemos una vista espectacular del principado y apreciamos los mas de 500 metros de desnivel que nos separan de la meta a recorrer en unos dos kilómetros. Deseando llegar, rodamos, mas que corremos hacia abajo, y poco antes de las 2 de la mañana atravesamos la meta, en la Playa Marquet después de algo menos de 20 horas corriendo por el monte. El primer clasificado de las ultimas 5 ediciones, Marco Olmo, de 58 años, llegó en 10 hora y 1 minuto y el ultimo en casi 28 horas y media. La organización da la posibilidad también de correr el NEANDER-TRAIL, la “mini” carrera nocturna, eso si, de 56 Kilómetros que sale de la mitad del recorrido de su hermana mayor y con llegada al mismo punto. Solo un consejo practico, pero que vale por varios: Calcular la hora de llegada y organizar el hotel o llevarse un saco de dormir puede ahorrarnos dormir en una tumbona de playa, que os aseguro que son muy incomodas. Mas información: www.cromagnon-extremerace.com www.ultrarun.es carlos@ultrarun.es