Runnner's World (19 articulo/s)

Julio 2007 - GOBI MARCH, …cruzando la historia

Una historia de una carrera mitica, el cruce del desierto del Gobi en autosuficiencia alimentaria.

GOBI MARCH, …cruzando la historia Subtítulo: Cada minuto cambia el tiempo, sol y lluvia, calor y frio, ……y nieve!!! Nada como una descripción en caliente y dado que he tenido la oportunidad de escribir un blog de la experiencia, esto es un resumen. El blog completo: www.4deserts.com/blogs 14-Jun-2007 [(GMT+01:00) Madrid] El viaje a una zona remota del mundo siempre produce cierta inquietud, sobre todo a una zona donde el idioma ni se acerca a lo que estamos acostumbrados y la mímica será la clave para entendernos. El recorrido es Beijing, Urumqui y por ultimo Kashgar, el punto de encuentro, y centro de comercio y cultural de la ruta de la seda. Después de las verificaciones de todo el equipo, por parte de la organización salimos en autocares por la Karakorum Highway, la carretera asfaltada mas alta del mundo y la mas alucinante por la que he tenido el placer de viajar, hasta que poco antes del paso Khunjerab, entramos en la Región Autónoma de Tashkorgan Tajik, el este de la cordillera Pamir. A unos 2.600 m. de altitud, en una pequeña aldea Tajik, acampamos por primera vez y nos preparamos para la aventura intentando superar el mal de altura. La PRIMERA ETAPA, de 38K (de 2.600m a 2.100) se desarrolla a lo largo del valle de Tiznap, siguiendo la corriente del rio Yarkent. Corremos por tramos de pista y tramos de sendero y la verdad es que con 10 kilos de peso en la mochila, incluyendo 1,5 de agua, creo que debo ser el que menos lleva. El paisaje es algo sobrecogedor, vamos por un cañón con paredes de más de 1.000 m. a cada lado y cruzamos cuatro puentes colgantes que realmente son una experiencia. Los lugareños, que no parece que reciban muchas visitas como la nuestra, se deshacen en amabilidad y cada encuentro es una fiesta en la que colaboran los voluntarios que son también extraordinariamente amables, te ayudan con el agua, con la mochila y te dan ánimos como no he visto en ninguna otra carrera. Segundo campamento al borde del río, donde no tardo en meterme de cabeza a pesar del agua fría, para descongestionar las piernas. Cena tranquila, caldo, y té para recuperar los líquidos y a dormir que se ha puesto a llover…si a llover, y desde hacia dos años que no llovía….. La SEGUNDA ETAPA son 36K (de 2.100 a 2.000m) y se sale con el mismo rumbo y disfrutando del valle vamos descendiendo suavemente hasta la desembocadura del río Zerapxen que remontamos. Los desniveles son menores aunque el recorrido es un rompepiernas arriba y abajo de manera que intentamos mantener un ritmo lo mas constante posible. Las subidas las hago andando. En la aldea de Langer, donde dormimos en casa de familias Tajik, una experiencia única, que nos ofrecen, eso si, agua caliente, que es lo único que nos pueden ofrecer, ….por eso se llaman carreras de autosuficiencia. La salida de la ETAPA 3 – 40,3 K (desde 2.200m hasta 3.800m) es temprano y ya inmediatamente cuesta arriba, 10K hasta el primer CP que se llevaba bien con 750m de desnivel pero luego empieza la crisis, 1.150m de desnivel, con un pequeño detalle, el CP estaba a 3.800m y NEVAVA...! Poco a poco, boqueando como un salmón llegue al collado y visto que estaba en manga corta, inmediatamente al descenso, que en 4K bajaba mas de 800m de modo que cogí calor , digamos, …rápido. El paisaje te deja sin palabras, como hasta ahora y la bajada, un valle verde con las montañas al fondo que me recordaba muchísimo a cualquiera de los alpes. Nos recibe en meta una impresionante tormenta, que se desplaza al valle del collado y además de empapar a todos los que van llegando, pilla a muchos en la cima, o subiendo terminando en desastre. Yo llego poco antes de las 15:00 y a las 12 de la noche aun faltaban 20 por llegar, y solo hay que imaginar el estado en el que llegaron!!! Fantástico, este desierto….. La CUARTA ETAPA, de 47K (desde 2.300m hasta 1.800m), la han bautizado, “el río que no acaba nunca” y nos comunican en el briefing matutino que es posible que nos mojemos los pies, ……a 200 metros de la salida, la mitad de los corredores ya corrían por dentro del río directamente. Yo, intento evitar lo inevitable y tengo éxito unas 10 veces, aunque al final, acabo anfibio, como el resto. Unos 30 cruces del río después, empieza el desierto de verdad, es decir,… nada…., mucho calor y muy grande. Después del agua y el frío, el cambio es brutal pero visto que solo quedan 10K para el final de la etapa se llevan con alegría y todavía hay fuerzas para adelantar a algún despistado. El entorno recuerda a Jordania, pequeñas y suaves colinas de color crema con una vegetación baja y unos 35 grados. ETAPA 5 – 79,5K (desde 1.900m hasta 1.750m) Por fin llego la larga. La salida del campo 5 es mas o menos rápida pero se corta de raíz a 500m donde empezamos una potente subida, …500m de ascenso en poco mas de 1,5K. El resto de los competidores quizás sabían algo que yo no, porque subían como si estuviesen disputando el gran premio de la montaña. Un vertiginoso descenso y tomamos un cañón que nos conducirá durante mas de 20K, siguiendo el curso del río y cruzando enormes barrizales en donde nos hundimos como arenas movedizas. El cañón desemboca en otro mas ancho, con un río bastante caudaloso, en el kilómetro 30, que como no, cruzamos unas 20 veces hundiéndonos algunas de ellas hasta la cintura. Es tal la fuerza de la corriente que en algunos puntos han colocado cuerdas de apoyo y en otras unos carros para cruzar el río aunque estos últimos no son muy de fiar ya que la corriente los hace volcar y algunos competidores acaban en el agua. Después de infinitos cruces de río y de pasar por un fantástico oasis habitado que nos regala la única sombra de toda la jornada y unos magníficos albaricoques, llegamos al PC 4 a la base de una meseta-horno. Unos 150 metros de subida y una bofetada de calor y la nada más absoluta nos espera. Aunque parece plano hay algunos pequeñas depresiones del terreno que hacen correr bastante difícil, además del suelo que es como de una especie de polvo muy fino con una costra encima de manera que ralentiza el avance y cuesta mucho avanzar. En la meseta se hacen patentes algunos síntomas de deshidratación y el grupo con el que iba se aleja, estamos en el kilómetro 52 y llevo corriendo algo más de 6 horas. Descanso en el CP5, junto con algunos corredores apiñados en un pequeña sombra de una carpa de 3x3m intentando que no se nos derrita ninguna parte del cuerpo e intento comer algo para ponerme al día con los electrolitos, pero es difícil recuperar el estomago tocado en carrera. Faltan 20k. Realmente mal y a un ritmo penoso, consigo ir avanzando hasta 2K de la meta en donde tengo que caminar porque se ha hecho de noche y las banderas de la ruta no se ven muy bien, las nauseas ya son seguidas y me siento realmente mal. El control medico es muy bueno y viendo el estado en el que me encuentro me tienen que administrar suero al llegar al campamento dado que soy incapaz de beber o comer. El resto de los competidores van llegando muy disgregados hasta las 16:00 del día siguiente. La ETAPA 6, de 10K, es una fiesta, después de un día de descanso, para algunos, y casi todos los kilómetros hechos, las clasificaciones están casi fijas, o dicho de otro modo, esta “tol pescao vendío” Nos llevan en autocares a Kashgar, y desde ahí, en tres turnos, vamos tomando la salida de un recorrido urbano por toda la ciudad vieja, donde los propios habitantes nos indican el camino con los banderines rosas de la organización que ya conocemos bien. La llegada a la famosísima mezquita Id Kah, la mayor de toda China, es explosiva y a todos nos desborda la alegría, nos colgamos la pedazo de medalla que parece una paellera y disfrutamos el momento, que nos lo hemos ganado. Por: Carlos García Prieto – “Ultrarun” Mas información: www.ultrarun.es