Pianeta Running (25 articulo/s)

Agosto 2009 - Grand Trail Valdigne

Cronica de un carrerón. Perfecta para entrenar el UTMB o para simplemente disfrutar del valle de Aosta.

GRAND TRAIL VALDIGNE La Valdigne 2009 ha terminado, y con gran éxito debo decir. Una carrera relativamente desconocida, pero que tiene vistas de convertirse en una de las clásicas del calendario de Trail Running de antes del verano. El valle de Aosta, es impresionante, cumbres nevadas se desarrollan a los flacos de la carretera según nos acercamos a la mítica ciudad de Courmayeur, donde se celebra desde hace ya tres años la Grand Trail Valdigne, una carrera de montaña que destaca por los paisajes espectaculares y los grandes desniveles. Sin pretender ser “la mas” en nada, nos ofrece en carreras de montaña lo que sería el menú del día en un restaurante, es decir, lo necesario para ser una carrera impecable pero sin adornos, una organización, la de la Asociación Deportiva de Courmayeur Trailers, perfecta, con detalles y atenciones a los corredores y un trazado ideal. Como muchas otras carreras últimamente, seguro que para captar adeptos, nos ofrecen dos distancias con distintos recorridos, un mas-o-menos-maratón, de 45 kilómetros, con 2.400 metros de desnivel positivo, y la normal de 87 kilómetros con 5.100 metros de desnivel positivo. La aventura, porque todas las carreras de ultrafondo lo son, comienza con la llegada a Courmayeur, que como pequeña localidad de montaña a los pies del Mont Blanc, tiene una historia llena de anécdotas curiosas, y una atmósfera de auténtica montaña que enseguida se capta en el aire. La recogida de dorsales en el centro deportivo, que será la llegada de la carrera, y poco después la organización nos ofrece una ya clásica cena de pasta, solo que siendo italianos, es bastante suculenta. La noche podemos descansar tranquilos, ya que la salida es a las 10:00 del centro de Courmayeur, de manera que lo tomamos con calma. El año anterior, cayeron chuzos de punta, por lo que todos miramos el cielo, pero parece que este año será un dia casi perfecto. Al poco de iniciar, y despues de una vuelta por el pueblo para alargar la cabeza, la carrera se divide en dos, y los de 45 kilómetros van por otro lado mientras que con la larga, iniciamos la temible subida al Licony, menos de 8 kilómetros para subir 1.445 metros. Ali un punto de control, y bajada rapidísima hasta el primer avituallamiento importante el de Planaval. La siguiente subida, hacia el Alto de Bonalé, es espectacular, al final hay que usar las manos, y mirando para abajo, dan escalofrios,...finalmente lo coronamos y tomamos un camino a media ladera hasta el avituallamiento del Alto de Rantín, desde donde se ve la ultima subida de la primera mitad, la Punta Fetita, de unos 2.600 metros. De ahí es todo bajada, en zonas realmente empinada hasta La Salle, un pintoresco avituallamiento, y finalmente Morgex, mas o menos la mitad de la carrera. A partir de ahí, aunque si es cierto que nos quedan dos grandes subidas, las mas duras estan ya hechas, y eso da tranquilidad. Un sendero suave nos lleva, a la salida de Morgex hacia la localidad de Pre St Didier, en donde tras atravesar el pueblo y pararnos a rellenar el agua, nos preparaos para afrontar la penúltima subida, el Col Croce (el Collado de la Cruz), de unos 2,400 m. La subida, se ve suavizada por el avituallamiento en Alpy, y aunque ya se esta haciendo de noche y se nota el cansancio. Coronamos el collado y nos tiramos cuesta abajo hacia la Thuille, el kilómetro 67, en donde encontramos un magnifico avituallamiento, y un grupo de voluntarios que nos levantan el animo, es lo que necesitamos para completar la prueba, que los kilómetros se van notando. A subida del collado del Arp es dura, pero mucho mas tendida que las dos primeras, y aunque se hace larga, son 10 kilómetros para subir 1.130 metros, la vamos completando poco a poco. Al final un grupete se forma siempre, quizas menos en cabeza y todos nos ayudamos a terminar la prueba, es una de las cosas que me gusta mas del Trail. Por fin coronamos el collado y aunque no se ve nada porque es ya de noche, la sensación de haber casi completado la prueba, nos inyecta una dosis de adrenalina, que los dolores musculares casi desaparecen. Quedan 10 kilómetros a Courmayeur, y menos el principio un poco tecnico, todo el resto es bajada, y terreno plano, por un sendero a media ladera. El puente de Dolonne, un barrio de Courmayeur, nos da la bienvenida y poco antes de las 3 de la mañana completamos la prueba, alegría, cansancio, sonrisas y abrazos se mezclan en la madrugada, pero al final, la naturaleza se impone y pasados los primeros momentos de euforia, un enorme cansancio nos golpea como un mazo, y nos vamos a dormir. De los 600 inscritos, unos 350 en la maratón y 250 en la de 87 kilómetros, han conseguido llegar a la meta 190 corredores en la larga y 264 en la maratón, lo cual dice mucho de la calidad de los corredores, que año tras año aprenden y se preparan mejor. El vencedor de la carrera de 87 kilómetros ha sido Matteo Ghezzi con un tiempo de 11 horas y 23 minutos mientras que la maratón la ha ganado Giuliano Cavallo con 4 horas y 47 minutos. La Organización Lo mejor de la carrera es saber que estas bien atendido, corres tranquilo y te da seguridad, y la Asociación Deportiva Courmayeur Trailers, lo sabe bien y lo aplica. Casi 300 voluntarios se preocupan de que la carrera esté convenientemente controlada y de que todos los participantes corran seguros. No en vano es la misma organización del sector italiano del UTMB (Ultra Trail del Mont Blanc), que como estandares, tiene los mas altos del trail. Ademas de organizar otras pruebas menos duras, como el Arrancabirra (www.arrancabirra.it) una carrera donde cada cerveza que te tomas en carrera te mejora tu tiempo, o el Winter Eco Trail, carrera invernal con raquetas en el Valle Ferret, la Asociación de Courmayeur Trailers esta preparando para el 2010 lo que será probablemente unos de los retos mas duros de trail del mundo, el Tor de Geants, 321 kilómetros a pie por las vias altas del valle de Aosta con 24.000 metros de desnivel positivo. Entre los 300 metros de la cota mínima y los 3.000 de la máxima, los participantes dispondrán de un máximo de 150 horas para completar el recorrido que pasará a los pies del Mont Blanc, el Gran Paraiso, el Monte Rosa o el Cervino. En definitiva, una organización precisa y ambiciosa que seguramente no dejará de darnos buenas sorpresas para el mundo del trail. Mas información: www.grantrailvaldigne.it